María Elena Useche confiesa a las estrellas

María Elena Useche no se equivocó al probar suerte en Miami. Pese a tener una vasta experiencia en el mundo de la televisión local, la ex miss venezolana decidió hacer maletas y emprender viaje al norte, donde pasito a pasito ha labrado su propio camino.

Primero como gerente de programación de un canal. Y ahora como presidenta de la empresa productora de contenidos audiovisuales High Hill Entertainment -creadora de espacios como Suelta la Sopa, Confesiones de novela, Ranking de las estrellas y Sabrosa pasión-, en la que conduce, además, el programa El lado humano de la fama, que estrena segunda temporada el 9 julio a las 8:00 pm por la señal de Telemundo.

La idea, cuenta Useche, era apostar por un programa de celebridades, aunque “más fuerte” en contenido. “Algo que mostrara cómo han tenido que lidiar las estrellas con el público, con la presión de tener fans, y de tener que asumir además muchísimos compromisos públicos. Algo que nos permitiera conocer cómo han podido superar sus problemas, sea cuales sean. Pero la idea era además hacerlo desde una perspectiva aspiracional, es decir, lograr hacer una conexión con la historia de la personalidad y su aprendizaje o su enseñanza de vida”, explica la ex miss.

izquierda
Fotografía Cortesía: pbs.twimg.com

En la primera temporada de El lado humano de la fama, María Elena Useche logró entrevistar a José José, al Padre Alberto, a Felipe Gil, a la transgénero Felicia Daza y a las también venezolanas Alicia Machado y Gaby Spanic. Y casi todos ellas, dice la animadora, se “abrieron de corazón” frente a las cámaras y “compartieron sus historias para que el público conociera lo que han hecho”.

Algunos han hablado de sus problemas con las drogas. Otros de sus episodios de violencia doméstica y hasta de identificación sexual. En todas, María Elena Useche se las arregló para que confiaran en ella y compartieran tan difíciles experiencias.

“Creo que más allá de ejercer el rol de periodista, me he convertido en una persona abierta a escuchar y, sobre todo, a no a juzgar. Más que entrevistas, son conversaciones las que sontengo en el programa. Yo escucho mucho, yo no juzgo; creo que eso es lo más importante. La primera temporada fue tan exitosa en Latinoamérica, en donde elevamos el rating un 180%, que nos pidieron esta segunda temporada. Fue un trabajo que se hizo, sin duda alguna, con mucho cariño y con unos grandes oídos”, cuenta Useche, quien agrega que se valió de algunas técnicas del couching para cada programa.

“La verdad es que nunca pensé que íbamos a tener tanto éxito. Solo sabíamos que teníamos un producto bien bonito, que fue creado con mucho cariño y con pocos recursos. Pero hicimos 21 entrevistas increíbles. Yo sí sabía que teníamos un buen producto, y confiaba en mi equipo y en la idea, pero de verdad que fue una sorpresa muy agradable saber a dónde pudimos llegar con este proyecto. ¡Estoy muy contenta!”, comenta.

izquierda
Fotografía: María Elena Useche y Alicia Machado | Cortesía: observadorveracruzano.net

Pero la segunda temporada, advierte María Elena Useche, será muy distinta. En primer lugar, revela, incorporarán elementos nuevos que le permitirán a los entrevistados sentirse más en confianza. “La idea es que el programa no transcurra por completo sentada en un sillón, no. La idea es hacer sentir a estos grandes invitados que están en familia, que van a ser recibidos muy cariñosamente”. Y en segundo lugar: en la lista de los que han pasado por el sillón están Lucía Méndez, Carlos Ponce, Sergio Mayer, Ismael Cala, Paquita la del Barrio, y La Chilindrina, entre otros.

“¡Gente maravillosa que tiene tanto que decir! Gente que tiene unas historias tan interesantes para compartir que yo simplemente abro mi corazón para escucharlas. Creo que esa ha sido la clave del programa”, finaliza Useche.