Esto esta de Novela

Tras casi dos años de intensa investigación María Elena Useche y High Hill Entrentainment debutaron por todo lo alto con un nuevo concepto en el mundo de las entrevistas a las celebridades. Dejaron atrás el formato de promover novedades, proyectos y aclarar dimes y diretes. Optaron por abrazar las lecciones de vida y tomar el giro que bautizaron historias a corazón abierto. De ahí nació “El Lado Humano de la Fama” que va todos los domingos a las 8:00 p.m.  a través de todos los horarios locales de América Latina por Telemundo Internacional.

Cada espacio de una hora entrevista a dos artistas por separado. En la primera salida, el 19 junio del 2016, contaron con A.B. Quintanilla y Laura Zapata. Y el segundo domingo con Laura Flores y Fernando Arau. Funciona muy bien contar con la historia de una fémina y de un señor para así ver como la fama afecta a cada género y como han vencido los obstáculos que se les han presentado antes, durante e incluso después de hacerse famosos. Así se llega a un mayor número de personas de ambos sexos y todas las edades. Laura Zapata me impactó por su dominio de la palabra y por ser tan dueña de su vida. Tiene autoconocimiento y  entrega a la verdad sobre su persona. Es una mujer sin edad en todo el sentido de la palabra. De igual forma se desenvolvió Laura Flores. Aunque últimamente se le conoce por sus joviales participaciones en “¡Qué Noche!” y “¿Quién es Quién?” en “El Lado Humano de La Fama” floreció más allá de sus pérdidas como el ser que nació para ser madre y una artista completa a pesar de tanto.

En cuanto a los caballeros, A.B Quintanilla pasó a ser más que el recio y buyangero cumbia King que se había visto en varias demandas. Fernado Arau se mostró muy sentimental y abierto. Brilló por su humildad y aceptación de sus errores.

Las cuatro entrevistas fueron fieles al concepto descrito por María Elena a Telemundo Internacional en su twitchat previo el estreno del programa. Cada una fue, “una conversación íntima en la cual el propósito es ayudar.” Para ello, la periodista venezolana incorporó sus conocimientos como life coach e indagó de manera sutil. Si estamos atentos al estilo y audio del programa notamos que María Elena sirve como facilitadora y no como entrevistadora tradicional. No busca ser la estrella. Useche trabaja a profundidad para que “aceptar el momento y tomar el aprendizaje para seguir adelante” sean la verdadera estrella del programa.

Ella llega hasta el entorno del entrevistado para que fluyan sus experiencias, por más dolorosas que sean, con naturalidad, sin forzarlas. Sólo comparten lo que están listos para revelar no con el propósito de confesarse para engrandecer su ego, sino para limpiarlo de todo dolor y ver quién escarmienta por cabeza ajena. El deseo de los entrevistados a través de este formato  es que los televidentes aprendan y eviten alguna de sus malas experiencias o al menos que comprendan algo sobre la experiencia humana. “El Lado Humano de la Fama” es un programa que nos invita a cambiar nuestras perspectivas. Nos invita a manejar nuestras vidas con mayor balance ya si sea solos, de la mano de Dios y/o con las ayuda de otros, ya si sean profesionales o grupos de auto ayuda. Es un espacio de reflexión que no niega el espacio privilegiado de las celebridades en nuestra sociedad. Y toma sus éxitos y fracasos como punto de partida para recordarnos que “siempre se puede volver a empezar.”